MENU

Las ostras

Contratapa
A lo largo de un viernes y unas horas del sábado, los personajes de Martín Cristal nos cuentan sus vidas, al menos las cosas que piensan y viven en el lapso de tiempo acotado en que transcurre la novela. El libro está construido con un formato novedoso, con capítulos breves divididos en monólogos de los personajes, que se van acumulando y hacen crecer la historia, apiñados a partir de la hora en que piensan o narran. Al mismo tiempo, van apareciendo comentarios sobre los animales marinos, a partir de las citas de un libro —Los misterios del mar, de Manuel Aranda y Sanjuán—. Esos comentarios, que en apariencia no tienen relación con la historia, nos ayudan a pensar las situaciones que se presentan con otra amplitud y, a su vez, ramifican el relato y aumentan la sensación de que se trata de una novela sin narrador, como le gustaba a Manuel Puig. En una de esas citas se lee: “Encerrados en una prisión de la que no pueden salir jamás, estos forzados del mar no deben acusar a nadie más que a sí mismos de su reclusión perpetua. Sin cuidarse del porvenir, penetran continuamente en la roca: su galería de mina, adecuada a su tamaño, va ensanchándose a medida que se alejan del mar. Persisten en su trabajo y no se detienen sino para morir”.

Las ostras es un libro ambicioso. Martín Cristal observa a sus personajes, que, encerrados en una prisión de la que no pueden salir jamás, horadan las rocas de la ciudad y, como las ostras, esos moluscos a los que hace referencia el título del libro, son capaces de producir perlas.

Ariel Bermani

Crítica

“Martín Cristal ha escrito una novela bellísima, una novela que se ubica entre las mejores publicadas en los últimos años en la Argentina. Más allá de su belleza formal y estilística, Las ostras podría definirse como un libro plural y pluvial.”

—CARLOS SCHILLING—


“Diseñada como una especie de diorama acuático o marino, Las ostras es un logrado ejercicio de prosa simple y gran profundidad narrativa, el relato de una serie de pérdidas que desembocan en un único y revelador, iluminado encuentro…”

—DAVID MIKLOS—


“Su narrador, alfarero hábil, moldea el abismo de la tragedia como una pieza de cerámica húmeda. [...] Aprieta y ajusta hasta lograr situaciones que tanto pueden resolverse sin dificultad como desplomarse en la más amarga de las desgracias.”

—ANA OJEDA—

Presentaciones

Las ostras causa el efecto de las comedias, no en el sentido de que privilegia la comicidad […], sino en el sentido de que logra el pequeño milagro de aligerar nuestro espíritu y llenarnos de luz sin dejar de mirar de frente el duro destino de toda persona.”

—PABLO DEMA—


“Todos los pasajes del día y medio en que transcurre la historia conforman un inventario de acciones y maniobras que cada persona ejecuta para soportar y a su vez bruñir su soledad.”

—DIEGO VIGNA—

Entrevistas

Un libro se abre solo en una página que dice que las ostras tienen una inteligencia más bien escasa, pocos deseos ardientes (por el designio natural que les negó sexos separados) y una presunta incapacidad de experimentar envidia. Sin embargo... [leer más]

—DEMIAN OROSZ, LA VOZ


No apartado ni fuera del mundo, pero en silencio, Martín Cristal fue construyendo una obra narrativa con rasgos personales. En una época y en una ciudad donde se impone el realismo y donde cualquier referencia literaria es... [leer más]

—REVISTA CIUDAD X

Primér capítulo

Para leer (en formato PDF):

Capítulo 1

Disponible en papel y también en e-book para Argentina, México, España y otros seis países.